¿Mourinho y Florentino, referentes del "liderazgo" de la Marca España?

Posted on 23 mayo, 2013


El balance de títulos de Mourinho con el Madrid es malo, pero lo la imagen que ha dado al club del “señorío” ha sido mucho peor.Se puede decir lo mismo de Florentino Pérez, quien en la sombra ha permitido que su “niño mimado” hiciese y deshiciese a su antojo. Al final el entrenador y el presidente tienen un fondo parecido aunque les diferencian las formas. Se rigen por: el fin justifica los medios.

Cuando se apuesta todo única y exclusivamente a los resultados se corre el riesgo de que si estos no llegan detrás no haya nada, el vacío.O incluso, algo peor, que salga a relucir todo lo que podían tapar los resultados. Esta es una actitud habitual en muchas empresas donde todo vale si los resultados son buenos. ¿Pero y si no llegan?

¿Mourinho es un líder?

El “método” Mourinho ha sido analizado y vanagloriado por algunos expertos en liderazgo. Se han escrito unos cuantos sobre él. Curioso “liderazgo” el del jefe que no asume nunca responsabilidades,que culpa en público a sus jugadores, que no hace autocrítica, que siempre encuentra un culpable que casualmente nunca es él, el que respalda a los sumisos y aparta a los críticos, el que impone el “yo” por delante del nosotros, el que controla al grupo a base de miedo y de tensión…


Esta manera de hacer suele tener sus consecuencias que quedan en evidencia cuando no se consiguen los resultados esperados:

1. El miedo atenaza. ¿Qué sucede cuando se tiene un jefe al que se le teme? Es difícil trabajar a gusto, con ganas de proponer y colaborar.  La tendencia es cumplir el expediente y no salirse de la línea por el miedo a que el error sea castigado de forma severa. Esta manera de trabajar no fomenta precisamente la creatividad y hace que se actúe como máquinas y con la mirada baja. Las personas que están a gusto en su trabajo suelen dar más y mejor rendimiento y están dispuestos a realizar esfuerzos que no harían jamás cuando se siente maltratados y ninguneados. Pero aquí se “lleva” más la primera opción… y así nos va.

2. Premio al sumiso, castigo al “crítico”. Mourinho es de esos jefes que priman la sumisión y la obediencia por encima de todo. Aunque cuesta asumirlo, ser receptivo a las críticas constructivas es muy recomendable, pero Mourinho no las tolera. A la primera crítica ejecuta un castigo. Así ha conseguido rodearse de figuras como Karanka, que es el paradigma de la sumisión. Muy típica en muchas organizaciones esta conducta de premiar al sumiso y castigar al “crítico”. ¿O no les ha pasado nunca que en su trabajo todos los trabajadores quieren que se ascienda a un trabajador y la empresa opta por ascender a uno más mediocre pero más pelota?

Mourinho no ha dudado en poner por encima de todo su ego y decidir alineaciones por intereses personales y no profesionales en función si los jugadores se portaban bien con él. Los trabajadores-aduladores suelen tener mucho futuro mientras al jefe al que veneran se mantiene en lo alto de la pirámide, pero afortunadamente cuando este desparece casi nadie los quiere. Esta actitud de premiar y ascender al sumiso es muy común en muchas organizaciones y así van. ¿Les resulta familiar esta manera de hacer?

3. La culpa siempre es de los demás. Hay jefes que pese a no hacer las cosas bien nunca tienen la culpa de nada. Curiosa manera de liderar, de intentar mejorar el rendimiento del equipo y de generar complicidades.Mourinho y Florentino son un claro exponente de este tipo de directivo.Mourinho ante una derrota siempre tiene un culpable que casualmente nunca es él. No duda en criticar públicamente a sus jugadores por un error o de buscar excusas en los árbitros. Alguien que nunca asume un error, ni protege a los suyos públicamente no está capacitado para ser considerado un líder. Esta actitud también es bastante habitual. ¿Quién no ha tenido alguna vez un jefe así?

4. Yo y siempre yo. En repetidas ruedas de prensa Mourinho ha hablado siempre desde el yo, y casi nunca desde el nosotros. Hacer grupo así es complicado. ¿Qué piensa cualquier trabajador cuando escucha a su jefe ponerse las medallas por el éxito obtenido sin hacer referencia al equipo que le ha ayudado a conseguirlo?Hacer grupo requiere hablar y creer en el “nosotros” y no en la suma de “yos”. Ejemplos hay muchos, pero el último es que tras la derrota de la semana pasada del a Copa del Rey llego a decir para justificar la derrota en semifinales de la Champions del año pasado contra el Bayern: “Yo no chuto los penaltis”. Eso sí, tuvo la deferencia de añadir “aunque quizás yo también los fallaría”.

Cambio de chaqueta

Estos son algunos de los aspectos que han caracterizado la conducta y el “liderazgo” de Mourinho. Está bien que salgan a la luz y que tres años después se cuestionen porqué este tipo de “líder” abunda más de lo que sería deseable. ¿Se podría decir que es un modelo que impera y genera Marca España?

Otro aspecto para refelxionar y es la capacidad con la que algunos periodistas de Madrid se han cambiado la chaqueta cuando han visto que los resultados esperados no llegaban. Han defendido a Mourinho cuando gritaba, les despreciaba en las ruedas de prensa, metía el dedo en el ojo a un compañero, daba mal ejemplo a sus hijos… Todo tenía perdón hasta que los resultados no han llegado. Todo muy  typical spanish.


No Replies to "¿Mourinho y Florentino, referentes del "liderazgo" de la Marca España?"


    Got something to say?

    Some html is OK